OPINION

Miércoles, 19 Abril 2017 10:55

El costo de tu ausencia

Ya estamos promediando el mes de Abril y mis hijos no logran todavía entrar en ritmo escolar. La escena de los padres colmando las plazas a esta altura del año en días lectivos demuestran  que algo no esta funcionando bien y si bien no es ninguna novedad, las consecuencias de estos conflictos han llegado y las consecuencias comenzaron a ser visibles.

En economía todo tiene su costo, la vida misma no es suma 0. Los costos en educación los paga la sociedad en un todo, con menor crecimiento, con oportunidades que se nos esfuman e ilusiones de un país mejor que no encuentra su rumbo. Cada situación tiene un beneficio (o crees que lo tiene) y un costo que pagar, puede ser explicito (por ejemplo si tenes que desembolsar dinero) o implícito (cuando no lo percibís de inmediato pero las consecuencias llegaran a mediano y largo plazo). No ir a clases tiene entre otras cosas este costo.

Hacerles entender a mis hijos esta situación es una quimera. Como padres y responsables de su futuro debemos tomar nota que los costos implícitos muchas veces operan como una anestesia: te duele después que la práctica que la requirió han hecho su parte. Inevitable? No.

Basándome en el informe que emite el CEA (centro de estudios de la educación argentina), institución que preside el Dr Alieto Guadagni, me tome el atrevimiento de hacer un ejemplo que si bien contiene simplificaciones propias sirve para notar que camino adoptamos en materia de educación, los resultados logrados y que futuro nos depara si no logramos dar un giro.

Hubiese sido un honor poder hablar con mi madre de esta nota. Fue un ejemplo como tantos otros de docenteque sienten la educación con enorme convicción y tal como lo es, el verdadero capital de un país. No es Vaca Muerta ni los recursos naturales. El verdadero secreto de una nación que progresa está en la educación de su gente, el compromiso de sus educadores y un Estado con una política definida de educación de vanguardia.

El calendario lectivo (legal de nuestro país) contienen 180 días de clases a nivel primario (los reales no alcanzan a 170 cuando los neteamos de conflictos, paritarias y actividades de capacitación entre otras). Los países de la OCDE promedian los 185 días y  nuestros vecinos regionales como: Brasil, Colombia y Cuba no bajan de 200 días. Es decir que primer dato que nuestros hijos reciben educación institucional (llamémosle ir al colegio) tan solo el 46% de su tiempo en el año.

 

Hubo un tiempo y no hace mucho que un funcionario sin lógica comparó nuestro país con Alemania en materia de pobreza (además de ser un dato descolgado de la realidad, haciendo caso omiso a ser una consecuencia de la sumatoria de variables entre ellas la educación como papel central y determinante de esta última).

Como segundo dato, comparo nuestra educación primaria en horas de cursado y veo que un niño en Chile tiene en promedio un 53% más de horas al final del año que nuestros hijos. Estos datos surgen de la evaluación PISA 2013. Luego de esta fecha, los datos que argentina presentó para las nuevas calificaciones fueron imprecisos y descalificamos para las ultimas mediciones. La evolución de este indicador en comparación regional evidencia un retroceso alarmante y no sin elevados costos.

Un niño cubano o colombiano en 4to grado ya cuenta con el equivalente en horas de nuestros hijos cuando promedian el 6to año en el ciclo primario (es decir que perdemos en promedio un año y medio).

Como dato adicional, entre el año 2002-2016 los conflictos educacionales se llevaron en la provincia de Bs As 128 días de clase. Esto significa que si tu hijo ingreso y egreso entre estas fechas, cuando completó su ciclo perdió nada menos que ¾  de un ciclo lectivo anual. Los que venden pochoclos y churros en el parque de para bienes! Los padres salimos disparados a los espacios públicos, eso sí sabiendo o entendiendo que nuestros hijos y generaciones estarán pagando un impuesto más!

El costo del faltazo!

Las evaluaciones PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) es un estudio que elabora la OCDE a nivel mundial para medir el rendimiento académico de los alumnos en matemáticas, ciencia y lectura. El objetivo es proporcionar datos comparables que posibiliten a los países mejorar sus políticas de educación y los resultados, en definitivas soñar con un futuro preparando sus bases para lograrlo.

En la evaluación del 2012 se cuantificaron las ausencias de docentes y alumnos. AHORA SI! Lideramos el ranking.

Los alumnos y docentes en promedio faltamos 1,7 veces mas que en Brasil, 2,3 mas que en Chile, 3,5 mas que en México, 3,7 más que en Perú y, 59 veces más que en Corea del Sur.

Las últimas mediciones sobre conocimientos de alumnos primarios en Latinoamérica con el panorama que te vengo pintando no puede ser alentador sino que refleja las consecuencias de las políticas implementadas entre 1997 y 2013 en que Argentina se ubicaba en 2do lugar detrás de Cuba en 2007; 8vo lugar en 2006 y 9no en 2013. El retroceso en materia de resultados es evidente.

Como dato final, la idea es cruzar a modo de ejemplo tres variables:

  • Horas de primaria anuales: dado que si queremos proyectar un país a 15/20 años debemos mirar la inversión educativa en los que tendrán a su cargo direccionar la economía en el futuro.
  • El PBI per cápita: para entender que en economía los resultados provocan bienestar y es adecuado saber adónde estamos parados así compararnos y aprender de las mejores prácticas.
  • El ILE: como lineamiento de política económica que le ha permitido a los países más pujantes ser los top 10 en materia de educación, producción y progreso económico-social.

Del cuadro surge que en promedio un niño en Argentina tiene un 20% menos de instrucción primaria contra los países que nos gusta compararnos. En el corto plazo, los parques seguirán repletos de felices niños. En el largo plazo, nuestro PBI seguira siendo cinco veces menor que el promedio de los 8 países más pujantes del mundo o algo va a cambiar? A hoy, esto es lo que sucede. Quiero para mis hijos un futuro mejor.

De esto también se trata la economía.


Dejanos tu comentario