¿Lo ves bien?: Santa Fe gasta más en sus legisladores que en obra pública 

El presupuesto legislativo también se acerca al del Ministerio de Desarrollo Social

Un informe de la Fundación Libertad revela los millonarios presupuestos que los estados provinciales destinan a sus respectivas legislaturas, comparando la magnitud del gasto, con las comunidades autónomas de España, recurso que sirve para dimensionar la magnitud del despilfarro y la irresponsabilidad a la hora de gastar los fondos públicos.

En el caso de la provincia de Santa Fe, el think tank comparó además el gasto del congreso provincial con dos ministerios neurálgicos, el de Obra Pública y Desarrollo Social. Concretamente, el monto total destinado a la Legislatura de Santa Fe ($3.600 millones) supera al monto destinado al Ministerio de Obras Públicas ($3.076 millones) y es cercano al presupuesto destinado al Ministerio de Desarrollo Social ($4.006).

El informe completo:  

Este informe tiene por objeto conocer cuánto gastan las provincias en el funcionamiento de sus legislaturas. Para ello, se relevó el importe destinado al Poder Legislativo según los Presupuestos Provinciales 2019, para luego vincular este dato con la cantidad de legisladores, tanto diputados como senadores, que tiene cada una de las 24 jurisdicciones del país incluida la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y obtener de este modo cuál es el costo por legislador en cada una.

Concretamente, de acuerdo a los presupuestos sub-nacionales, el importe total de los 24 distritos destinado a las legislaturas provinciales para el año en curso asciende a $41.008,5 millones. Si se tiene en cuenta que el total de diputados y senadores es de 1.199, esto implica que cada uno de ellos tiene un costo de $34,2 millones al año. O, en otras palabras, equivalente a casi $3 millones mensuales.

El resultado por provincia arroja resultados dispares entre ellas. Al tope de la tabla con el costo más alto por legislador se halla Tucumán, con $85,7 millones anuales, le siguen Chaco con $71 millones y la Ciudad de Buenos Aires con $69,9 millones. En el otro extremo, es decir, las que registran menor costo por legislador son Santiago del Estero y San Luis, con erogaciones de $3,8 y 5,1 millones anuales por cada legislador respectivamente. 

Un legislador tucumano cuesta casi 6 veces más que un legislador jujeño, una diferencia considerable teniendo en cuenta que dichas jurisdicciones poseen similares cantidades de legisladores. Otro contraste importante se da entre las provincias de Catamarca y San Luis. Aquí, la primera casi que quintuplica el gasto por legislador de la segunda. Una mayor disparidad se da entre las provincias de Chaco y Santiago del Estero, cuyos gastos por legislador son de $71 y $3,8 millones respectivamente, es decir que el costo en la provincia chaqueña es 18,6 veces el de la santiagueña.

Costo Anual por Legislador Provincial

Presupuestos 2019

Jurisdicción Cantidad
de
Legisladores
Presupuesto Poder Legislativo

($)

 

Presupuesto

Anual por
Legislador 

($)

Tucumán  49 4.200.100.000 85.716.327
Chaco  32 2.273.226.000 71.038.313
Ciudad de Buenos Aires 60 4.194.725.612 69.912.094
Buenos Aires 138 8.898.939.000 64.485.065
Tierra del Fuego  15 884.026.961 58.935.131
Santa Fe 69 3.599.900.000 52.172.464
Neuquén  35 1.436.605.815 41.045.880
Entre Ríos 51 1.788.057.000 35.059.941
Chubut  27 1.101.643.912 40.801.626
Corrientes 45 1.302.422.169 28.942.715
Formosa 30 822.548.000 27.418.267
Santa Cruz 24 613.796.475 25.574.853
Catamarca 57 1.410.761.415 24.750.200
Río Negro  46 1.106.034.702 24.044.233
Misiones  40 825.037.000 20.625.925
La Pampa 30 584.209.871 19.473.662
San Juan  36 686.526.000 19.070.167
La Rioja 36 664.253.644 18.451.490
Córdoba 70 1.240.126.000 17.597.314
Jujuy 48 733.441.696 15.280.035
Salta  83 1.208.933.010 14.565.458
Mendoza 86 1.014.359.652 11.794.880
San Luis  52 266.189.542 5.119.030
Santiago del Estero  40 152.636.696 3.815.917
Total 1.199 41.008.500.172 34.202.252

Fuente: Fundación Libertad en base a los Presupuestos Provinciales.

En relación a las variaciones de los presupuestos con respecto al de 2018, se advierte que las jurisdicciones que presentaron mayores incrementos son: Neuquén (64,5%), Chaco (63,6%) y Tucumán (58%). En el otro extremo, se encuentran Mendoza (10,8%), Santiago del Estero (16,9%) y Misiones (19,8%). Caso aparte es el de Formosa, el cual tuvo una variación interanual negativa que alcanzó la cifra de 17,1%.

Debe tenerse en cuenta que la mayor parte del gasto del Poder Legislativo se destina a personal, no sólo considerando el sueldo de los legisladores, sino también, secretarías, asesores y demás empleados permanentes y transitorios. Para las provincias que se pudo obtener este dato, se observa que la participación promedio del gasto en personal en el total del gasto legislativo es del 78%. En las provincias de Tierra del Fuego y Santa Fe este porcentaje es del 58% y 65% respectivamente, siendo las dos de menor ratio para las cuales se dispone de información. En el polo opuesto, se encuentran Río Negro (92%), Santa Cruz (89%) y Formosa (88%) donde 9 de cada 10 pesos gastados en sus respectivas legislaturas corresponden a erogaciones de personal.

El Gasto del Poder Legislativo en los Presupuestos Provinciales

El presupuesto destinado al Poder Legislativo en las provincias representa en promedio el 1,54% del total de gastos. Las tres jurisdicciones que exhiben una mayor participación son: Tucumán (4,3%), Catamarca (2,8%) y Chaco (2,7%). Si bien estos porcentajes parecen poco significativos dentro de los Presupuestos, cuando se realizan algunas comparaciones sobre otras erogaciones que realizan las provincias se puede advertir la importancia relativa de los mismos. 

Tucumán, como se mencionó, es la que tiene el mayor costo por legislador y destina un monto total de $4.200,1 millones a su Legislatura. Si bien no se pudo obtener la desagregación del Presupuesto por jurisdicciones, puede señalarse que este importe equivale al 81% de lo que la provincia destina a gastos de capital ($6.046 millones), de acuerdo al Presupuesto para el actual ejercicio.

En la provincia de Chaco el monto total concedido al Poder Legislativo ($ 2.273 millones) resulta 8,6 superior al gasto proyectado para el Ministerio de Seguridad Pública ($264 millones) en tanto que equivale a 2,4 veces el designado al Ministerio de Producción de la provincia ($956 millones). También, representa dos terceras partes del presupuesto del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos ($3.395 millones) y una proporción similar del correspondiente al Ministerio de Desarrollo Social ($ 3.418 millones).

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires tiene un presupuesto asignado al Poder Legislativo de $4.195 millones, este monto equivale al 70% de lo destinado al Ministerio de Economía y Finanzas ($6.031 millones), al 67% de lo asignado al Ministerio de Cultura ($6.259 millones) y al 30% de lo proyectado para el Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano ($14.119 millones).

La provincia de Buenos Aires, destina al Poder Legislativo un monto de $8.899 millones, esta cifra equivale a casi 14 veces lo que se prevé gastar en el Ministerio de Agroindustria ($648 millones) o 74 veces lo asignado al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación ($121 millones). También, este monto equivale al 39% de lo presupuestado para el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos ($22.921 millones). 

La provincia de Tierra del Fuego ha presupuestado para el Poder Legislativo un monto de $884 millones, valor que más que duplica al destinado a la Dirección Provincial de Vialidad ($408 millones) y a la Dirección Provincial de Puertos ($423 millones) y que también equivale al 93% del importe previsto para la Dirección Provincial de Obras y Servicios Sanitarios ($948 millones).

Por su parte, el monto total destinado a la Legislatura de Santa Fe ($3.600 millones) supera al monto destinado al Ministerio de Obras Públicas ($3.076 millones) y es cercano al presupuesto destinado al Ministerio de Desarrollo Social ($4.006).

En Neuquén, lo presupuestado para el corriente año a la función legislativa ($1.437 millones) es 2,7 veces mayor al proyectado para el Ministerio de Producción e Industria ($528 millones) y 2,3 superior al del Ministerio de Energía y Recursos Naturales ($619 millones). 

Comparación con las Comunidades Autónomas de España

Para dimensionar estos guarismos resulta interesante contrastar estos números con el de legislaturas de otros países. La comparación con España puede resultar de utilidad ya que posee una población y una estructura legislativa similar a la de nuestro país. A partir de los datos de los Presupuestos 2019 de las Comunidades Autónomas, se desprende que el gasto por legislador para el total de las legislaturas españolas asciende a €301.357, cifra que, al tipo de cambio actual, asciende a $18,8 millones, valor que resulta considerablemente inferior a los $34,2 millones de la Argentina. En forma puntual, el costo en nuestro país resulta 1,8 veces el español. 

La diferencia mencionada se profundiza si se tiene en cuenta una cotización anterior a la fuerte devaluación producida en el mes de agosto pasado. Si se considera la cotización al 31 de diciembre 2018, momento en el cual la mayoría de los presupuestos provinciales estaban recientemente aprobados, el gasto por legislador del país europeo alcanza los $13 millones, es decir que el gasto argentino por legislador más que duplica al español en este escenario siendo equivalente a 2,6 veces.

Pasando a comparaciones más específicas entre provincias argentinas y comunidades españolas con cantidades de legisladores similares, se pueden destacar los casos de Tucumán ($85,7 millones) y Murcia ($17,4 millones), donde el costo de un legislador de la provincia tucumana es 5 veces mayor al de su par española. Otra diferencia considerable se da entre la provincia de Buenos Aires y la Comunidad de Madrid, aquí la primera más que cuadruplica a la segunda, con gastos de $64,5 y $15,1 millones respectivamente. También, vale mencionar el contraste que se da entre Chaco y Cantabria, donde la jurisdicción argentina gasta 5,1 veces más que la española ($71 y $13,8 millones respectivamente). 

En síntesis, los datos anteriores ponen de manifiesto el elevado costo de las legislaturas provinciales -más aún cuando se efectúa una comparación internacional – y las significativas diferencias entre provincias. A la vez, la participación del gasto en el Poder Legislativo dentro de los presupuestos provinciales, adquiere relevancia cuando se lo contrasta con otras erogaciones de las provincias, ya sean en materia de producción, desarrollo social u obra pública y cuando se percibe que los legisladores presentan proyectos que no tienden a resolver las innumerables problemáticas que aquejan a nuestra sociedad. Basta nombrar algunos para confirmar esto, como por ejemplo, “Declarar de interés Provincial el Día del vidriero”, presentado en la provincia de Chaco, o la “Prohibición para soltar globos con helio al aire libre’’, presentado en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires.

En un contexto donde la Argentina debe ir a una re-estructuración integral y profunda del Estado, para ordenar sus cuentas públicas que le permita emprender un crecimiento sostenido, el costo político no puede soslayarse. La austeridad de quienes nos gobiernan quizás deba ser el punto de partida para emprender la tan necesaria reforma del sector público. 

Referencias 

1 Para las provincias de Chubut y Tierra del Fuego se tomaron los Proyectos de Presupuestos.

2 Para el análisis no se tuvo en cuenta a las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla. 

3  Cotización del BCRA al 25/09/2019 (1 Euro=62,44 Pesos).

4 Cotización del BCRA al 31/12/2018 (1 Euro=43,16 Pesos)

Comentarios