12.7 C
Rosario,AR
sábado, 18 de septiembre de 2021
Inicio Vida y Ocio Reciclan residuos nocivos y los convierten en bijouterie

Reciclan residuos nocivos y los convierten en bijouterie

Empresa rescata 500 mil kilos de desechos electrónicos y los transforman en aros, pulseras o juegos para chicos. Este año facturan en dólares 30% más que el anterior.

Cables de computadoras, discos rígidos convertidos en pulseras o bijouterie, desechos electrónicos que sirven para hacer carteras, sillas o juegos para niños. De eso y mucho más se trata Reciclarg, empresa mendocina de triple impacto.

“La idea surge en el año 2008 leyendo un artículo en un diario local sobre la problemática de residuos electrónicos en la Argentina. En ese momento me preocupó mucho lo que estaba leyendo y en vez de quejarme o dar vuelta la hoja como si nada pasara y decir no es problema mío, que se haga cargo otro, tomé la decisión de buscarle una solución a este tema que se presentaba frente a mí. Ese fue mi: Call to action”, relata Farid Nalim, cofundador de la empresa, junto a su hermana, Andrea.

“Nunca imaginé que casi 13 años después iba estar parado donde estoy hoy, tratando revertir ese escenario, habiendo elegido para trabajar uno de los residuos más contaminantes, nocivos y de mayor crecimiento anual en el mundo, dentro de todos los residuos sólidos urbanos que se generan”, agrega a A24.com el licenciado en administración de empresas y miembro del Fellow Ashoka, una organización internacional de emprendedores de impacto, que busca el cambio sistémico.

– ¿Cuál fue la inversión inicial de la empresa?

– Dinero líquido, cero pesos. Podríamos decir empezamos con una propiedad, que fue nuestro primer depósito. En ese momento, costaba 100.000 dólares, hoy el capital de la empresa se multiplicó varias veces, pero no lo tengo cuantificado. Sí puedo decirte que nuestra facturación subió en dólares, promedio, 30 por ciento por año.

– ¿Cuál es el ADN de la empresa?

 Somos una empresa de triple impacto, orientada a soluciones ambientales y sociales, pero también ganamos dinero. Empezamos siendo mi hermana y yo. Ahora 16 personas viven directa o indirectamente de la empresa.

Como dato de color, según el informe del Observatorio Mundial de Residuos Electróni­cos (también conocido como The Global E-waste Monitor), pu­blicado en 2020, en el mundo se generaron 56 millones de tone­ladas de RAEE (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos) durante el 2019, lo que equivale a 7,3 kilogramos anuales por habitante (kg/hab). Es un aumento de 21 % desde 2014 y se estima que, de no tomarse medidas, crecerá un 56 % más para 2030 y podría llegar a 74 millones de toneladas. Reciclarg busca generar un mejor mundo para las generaciones futuras, pero también para las presentes pues ya no hay tiempo.

– ¿Cuál es la estrategia?

– Nuestro propósito es descontaminar la región a través del 0% landfill (vertederos o basureros a cielo abierto). Y este objetivo se sustenta generando recursos para otras empresas, a través de la circularidad de los materiales y aplicando la estrategia de la Economía Circular. Por ello, nuestro modelo de negocio se basa en 5 pilares:

  • El reciclaje: se separan y valorizan las partes componentes para ser utilizados por otras industrias, es decir que los residuos se trasforman en recursos.
  • La reutilización: prolongando el ciclo de vida de los productos para ser adquiridos por la base de la pirámide.
  • El UP CYCLING: generando productos de diseño sustentable.
  • Consultoría y concientización sobre Economía Circular.
  • Transporte de Residuos Peligrosos.

– ¿Qué números podemos conocer del trabajo realizado por Reciclarg?

– Son impactantes. Hemos recolectado más de 500.000 kg de residuos electrónicos desde 2013 hasta 2021. Es decir, todos estos kilos, no fueron a vertederos a cielo abierto. Hemos realizado minería inversa en 8.100 kg (recuperado metales preciosos de los residuos electrónicos). Hemos transformado el residuo electrónico en recursos para otras industrias por 420.000 kg. Ejemplo: plástico en cajas registradoras de luz, metal para carrocerías de autos.

Todo se transforma, nada se tira: plástico, aluminio, cobre, oro, plata, cartón. Hemos reinsertado 6.484 productos, alargando su ciclo de vida y disminuyendo la brecha digital. Ejemplo, cambiamos una plaqueta de una computadora que no funcionaba y volvió al circuito de utilización. Hemos creado 1.600 productos en nuestra unidad de upcycling. Hemos concientizado, a través de nuestras charlas, a más de 3.000 personas (escuelas, empresas y municipios) sobre lo economía circular y residuos electrónicos.

– ¿Sus empleados tienen un perfil especial?

– El trabajo colaborativo para nosotros es primordial. Con mucha felicidad decimos que nuestro equipo cuenta con mayoría de colaboradores que son chicos y chicas entre 18 a 24 años que no han tenido trabajos previos, los cuales todavía por diversas razones no han terminado el nivel medio educativos, pero a los cuales acompañamos para que puedan finalizar sus estudios y luego seguir con un plan de carrera.

Actualmente nuestra planta cuenta con 2 localizaciones y hemos sumado este año 2 camiones y 16 puntos limpios con el fin de prestar un mayor alcance tanto local como nacional.

– Profundizá acerca de los puntos limpios

– Los puntos limpios son tachos gigantes como ves en muchas ciudades para la basura convencional, pero dedicados a los residuos electrónicos. Tenemos la idea que no hay que quejarse, hay que ayudar al estado. Ofrecemos puntos limpios en los cinco departamentos más importantes de Mendoza. La gente no sabe dónde tirar los productos que van a reemplazar y los lleva a esos tachos. Nosotros los levantamos y luego los reciclamos. Es una solución para el municipio y una ayuda para nosotros para recolectar material desechado.

– ¿Reciclarg está sólo en Mendoza?

– Trabajamos a nivel regional, en todo Cuyo. Nuestra idea es escalar en impacto, cruzar las fronteras. Nos llamaron de diferentes países, Chile, Colombia, hasta tuvimos una oferta de un potencial socio inglés. Mi sueño es escalar en impacto a toda Latinoamérica.

– ¿Cómo ganan dinero?

– Reciclando y vendiendo, con la economía circular. Hay computadoras que nosotros vendemos a 30 o 40 mil pesos y nosotros de costo de material tuvimos 0. Después le agregamos nuestra impronta y conocimientos para arreglarla.

También vendemos productos de bijouterie y muchos regalos empresariales, todo realizado con material desechado. En la fiesta de la Vendimia, la reina llevó nuestra bijouterie. Hacemos juguetes para chicos de 6 a 12 años. Para ellos, por ejemplo, usamos las letras y los números de los teclados de computadoras

Farid cuenta sus hobbies: “fútbol, snowboard, bici de montaña y papá feliz, de Mateo, de apenas 3 meses” y también rescata a su hermana. “Ella es una genia, es licenciada en administración, con una especialidad en negocios internacionales y, en 2016, ganó un premio de la ONU como mujer emprendedora”.

– ¿Cómo afectó la pandemia la empresa?

– Nos movilizó como a todo el mundo, ya que tuvimos que cerrar las tres primeras semanas al inicio de la cuarentena. Pero, posteriormente, al ser una actividad esencial (tratamiento de residuos) reanudamos nuestra actividad.

En ese contexto, y con el uso de la virtualidad, surgió más que nunca, la necesidad de contar con equipos electrónicos en casa, para trabajar o educarse, lo que contribuyó a validar uno de nuestros objetivos, la reutilización de los equipos para es disminuir la brecha digital.

En esta unidad de negocios, aumentó la demanda de equipos reutilizados, pero también nos incentivó a generar alianzas con organismos públicos y empresas para contribuir con más equipos para la comunidad con el fin de atender mejor esta necesidad de la población.

– ¿Qué consejos darías a los jóvenes emprendedores?

– Pensar en grande, ser constante y confiar en sí mismo.

Fuente: A24 pymes

Comentarios