Rosario, Jueves 21 de Septiembre de 2017

INDUMENTARIA

Viernes, 14 Julio 2017 02:25

¿Liquidación de stock o baja en el consumo?

Los factores que llevan a los locales a ponerle fin a la temporada otoño/invierno

En plena temporada Otoño/Invierno, locales de indumentaria del centro comenzaron la preliquidación.

Con descuentos de hasta 50 y 60%, los números cautivan al público rosarino; sin embargo existe una explicación detrás de esos números.

Antonio Distefano, titular de Mr. Otto y reconocido comerciante del Paseo del Siglo, dialogó con ON24 acerca de la situación que atraviesa el sector de indumentaria.

¿Cuáles son los factores que llevan a las rebajas?

¿Necesidad de liquidar el remanente o baja en el consumo?

En realidad hay una sumatoria de cosas. La primera es la crisis que afecta fuertemente al sector. Es un tema delicado que puede prestar al debate para la actividad incluso a nivel nacional.

Además aquella gente que ha podido viajar fuera del país,  donde los productos se consiguen a precios mucho más baratos, destacándolo como el problema más importante que afecta al sector comercial. No a los sectores más “bajos” o a aquellos que no pudieron viajar que se nutren en la Argentina.

Muchas personas aprovechan ahora la oportunidad del combo: Chile está muy barato y la llegada de la línea aérea low cost. Un verdadero dolor de cabeza para los locales argentinos. Otros viajan a Paraguay o  Brasil.  Consecuencia, las ventas cayeron bruscamente.

El factor climático también ha jugado fuertemente. El año pasado comenzó el frío en abril y se instaló hasta fines de julio principios de agosto. Al día de hoy todavía en julio el frío no apareció de manera constante. En indumentaria eso es fatal, porque el verano nunca traiciona, en cambio el invierno no siempre es frío. Con altas temperaturas en invierno y liquidando al 50%, a veces no es garantía de venta tampoco.

Hoy la indumentaria no goza de “buena salud” porque además en la crisis aparecen otras prioridades antes que la vestimenta.  Entonces la fórmula explosiva para el sector: viajes + clima + crisis = caída en ventas.

Cuando uno hace comparaciones de temporadas, en mismas estaciones de diferentes años, también hay que considerar que clima hizo, porque será determinante a la hora de la evaluación final. Si bien las liquidaciones siempre comienzan a manejarse en julio, quizás la forma agresiva de porcentajes es una necesidad de bajar los inventarios.

Los inventarios quedaron altos, los compromisos están, la presión tributaria es enorme y el gasto fijo se incrementó y la inflación no afloja lo suficiente. Es entonces, preferible trabajar con bajísimos niveles de rentabilidad y apenas cubrir gastos, porque los compromisos con los proveedores están igual.

¿Las primeras marcas determinan el costo de las prendas?

En general las grandes marcas vienen de la mano del precio y los precios de las grandes marcas son altos. Por eso la indumentaria no se puede comparar con otros rubros. Muchas marcas trabajan sobre su prestigio y es así que se posicionan en un rango determinado.

La idea es ofrecer buenos productos, aggiornados con la moda, de una determinada edad con posible poder adquisitivo y se trabaja sobre el precio. Hoy la gente no quiere comprar caro. Porque en un pasaje uno mira las ofertas que hay y las adapta a su bolsillo para poder viajar. Entonces, la necesidad tiene cara de hereje y la gente se engancha.

La crisis de la indumentaria viene de las malas condiciones económicas del país, porque las prendas que se compran en Chile, no son originales de ese país, sino de Filipinas, China o Sri Lanka, pero le cargan un precio acorde y las venden mucho más baratas que en Argentina, donde tenemos un dólar a $17.- y para tener rentabilidad quitando los gastos hay que cobrar una chomba por encima de $1.500.-

¿Cuál es la situación en el Paseo del Siglo?

Respecto de los precios de los alquileres en el Paseo del Siglo, en relación a la facturación, están altos. Baja en ventas, aumento en carga tributaria y costos fijos, más el enorme aumento en los valores de los servicios, llámese energía, y los ajustes en los alquileres cada año, dan como resultado una realidad difícil de sostener y obliga a ser cada vez más creativos a la hora de pensar alternativas de subsistencia.

 


Dejanos tu comentario