Miércoles 01 de Octubre de 2014
ON24TV

T 26°

H 25

jueves

Min. 13°

Máx. 26°

viernes

Min. 12°

Máx. 25°

sábado

Min. 7°

Máx. 22°

Menú
Play ON
Viernes, 04 Enero 2013 15:00

El blue rompió los siete y va por más

El éxodo vacacional y la necesidad de hacerse de billetes extranjeros, hizo que el dólar paralelo arranque el año por encima de los $7. La opinión de los economistas
  • aumentar tamaño de la fuente
  • disminuir el tamaño de la fuente
  • twitter
  • comments

El 2013 arrancó con un dólar paralelo incontrolable que ya superó la barrera de los $7. Varios son los analistas que relacionan el aumento a una demanda que supera la escasa oferta que brinda el mercado. Esto, sumado al boom de las vacaciones y la necesidad que tiene la gente de “hacerse de verde, real y peso uruguayo”, pusieron al famoso blue por encima de los $7.

Durante los últimos días del 2012 y principios de 2013, el dólar paralelo marcó un avance de algo más de 3%, generando una brecha con el oficial del 43%, cuando la distancia durante gran parte del 2012 estuvo en el orden del 35%.

La mayor demanda, el temor al cruce de datos y la profundización de los controles oficiales, el inicio de las vacaciones y las mayores dificultades al momento de validar operaciones, según afirman especialistas en la materia, parece ser el cóctel que trae como resultado un dólar blue en alza.

“La compra de dólares utilizando títulos públicos ofrece un precio de referencia de $ 6,50. Esta operatoria consiste en comprar en pesos Boden 2015 y venderlos a 72 horas en dólares que luego son depositados en una caja de ahorro en esa misma moneda. Todo esto sucede mientras el blue supera los $7. Esto habla a las claras de que se está pagando un sobreprecio por la necesidad inmediata de la divisa”, afirma el economista Salvador Di Stéfano y agrega: “Esto podría estar ocurriendo porque el Estado no está abasteciendo al mercado de argentinos que quieren veranear en el exterior con reales, pesos uruguayos y dólares”.

Al momento de ofrecer un panorama para saber qué puede llegar a suceder en los próximos días, opina el conocido consultor. “Creemos que se trata de una suba extraordinaria y coyuntural, aunque no descartamos que en el resto del año pueda convalidarse un valor por encima de los $7. Hoy no pagaría este precio en el mercado”, opinó.

Para aquellos que tienen dólares informales y no tienen en sus planes viajar para utilizarlos, aconsejó Di Stéfano: “Es un buen precio para vender y colocarse en pesos al 20% anual en alguna mutual amiga”.

Esto no es todo

Para el economista Ignacio Valdéz, el alza en el precio “resulta lógica” porque las políticas económicas y financieras implementadas por el gobierno nacional. “Si esta política continúa y sigue habiendo cada vez más pesos y menos dólares en las reservas del BCRA, lógicamente va a valorizarse. Ese valor va a seguir subiendo hasta que no se frene la emisión de dinero”, dijo.

En relación al alza de estas últimas horas en el mercado informal, opinó Valdéz: “Estos valores de hoy no están muy lejos de lo que debería ser. No es un número que vaya a resultar raro si uno analiza fríamente las cuentas del BCRA. Hay cuestiones coyunturales como las vacaciones, lógicamente hay algo de eso, pero también hay una cuestión estructural que hace que la tendencia sea a la suba y los valores que se presentan hoy no son una locura porque si todo sigue como está, con el gasto público en ascenso y la emisión monetaria, el valor del dólar va a estar cada vez más arriba”, advirtió.

El efecto paralelo de la compra con tarjeta

Para aquellos argentinos que están de vacaciones en el exterior y compran con tarjeta de crédito, el aumento tiene un costado positivo: Teniendo en cuenta que el dólar oficial abrió este viernes a $4,97 para la venta en las pizarras de la city rosarina y que la AFIP le aplica el impuesto del 15% (deducido posteriormente de Ganancias), la cotización para los pagos con tarjetas de crédito o débito escala hasta los $5,71.

Esta cifra resulta más tentadora que los $7,10 que ofrece el mercado paralelo ya que la diferencia ronda el 25%. De esta manera, los consumidores argentinos que están en el exterior se vuelvan a los centros comerciales y los que todavía no comenzaron sus vacaciones se acercan a los bancos para pedir una ampliación de sus límites, pero en la mayoría de las ocasiones no tienen suerte.

Redacción ON24


Dejanos tu comentario